Sobre mí

Promuevo una alimentación saludable y una vida sana. La actitud y el compromiso de cada uno es lo más importante a la hora de cuidarse y creo firmemente en que de ello depende en gran medida nuestro estado de salud.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es fruit-2367029_1280-3.jpg

Pero lo que más valoro ante todo es saber disfrutar de esos pequeños momentos y placeres y de las buenas compañías.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es heart-3111760__480.jpg

MI HISTORIA

No se si te funcionará a tí, pero ojalá que sí.

A mí me funcionó y no era el objetivo. ☺️

Enumero a continuación los hábitos y cambios que hice en mi alimentación y para mi sorpresa, cuál fue resultado.

Antes de nada quiero aclarar brevemente el motivo por el que tuve que cambiar mi alimentación.

Esto fue hace unos 7 años y todo empezó por unos problemas digestivos que terminaron en una intolerancia a la lactosa y sensibilidad al gluten (‘no celiaca’ según la analítica en sangre).

Pero igualmente con estos resultados en mano y según recomendación médica decidí eliminar los lácteos y el gluten de mi dieta por un tiempo, entre otras tantas medidas que listo a continuación.

Todos estos cambios dieron como resultado la pérdida inesperada de unos 8 kg en un par de meses que desde entonces no he vuelto a recuperar. Entiendo que el cuerpo es sabio y sabe reconocer lo que nos sienta mal y el peso que alcancé debe ser ‘mi peso’, porque ni para bien ni para mal engordo ni adelgazo. Lo máximo que varía mi peso es un kilo arriba kilo abajo, y lo mejor de todo es que como más que nunca o quizás es que como más a gusto, porque además de sentirme muy bien ¿a quién no le gusta comer y no engordar?

Cambios que me ayudaron a encontrar mi peso y a sentirme bien:

  1. Eliminar todos los lácteos por un tiempo 
  2. Eliminar el gluten mínimo 6 meses. (Estuve 4 años con una dieta estricta sin gluten. Ahora estoy probándolo de nuevo desde hace un par de meses pero no descarto eliminarlo de nuevo en un futuro dependiendo de si vuelven o no los malestares digestivos) 
  3. Eliminar gran parte de los alimentos procesados.
  4. Eliminar prácticamente todos los fritos y decantarme por comidas al horno, plancha y hervidas.
  5. Disminuir el aceite al cocinar pero aumentar el aceite de oliva en crudo (una o dos cucharadas al día)
  6. Disminuir la cantidad de azúcares.
  7. Aumentar las raciones de frutas y verduras.
  8. Consumir varias veces a la semana caldos o zumos de frutas en sustitución de una comida o cena. (Solo al principio de la dieta) 
  9. Consumir una cucharada de aceite de coco al día (Lo hice 3 meses seguidos). 
  10. Tomar en ayunas un vaso de agua del tiempo con medio limón exprimido.
  11. Alguna vez tomar un vaso de agua con una cucharadita de vinagre de manzana.
  12. Alguna vez tomar una cucharadita de miel con un ajo picado (esto si no tienes planes para salir de casa, claro 😝)
  13. Tomar un multivitaminico por si me faltaba algún nutriente.

Lo que también hice a la vez fue investigar, estudiar y ponerme muy al día en todo lo referente a la alimentación y dietética.

Y como he comentado más arriba el resultado fue casi inmediato y sorprendente a la vez. En cuestión de una semana ya noté una mejoría brutal en mi estado de salud digestiva y la sorpresa fue la bajada de peso sin intención alguna. Pero además de eso note una ligereza general, antes de la dieta sentía gran pesadez en las piernas y dolor en el cuello, lo cual desapareció. Algo que también me sorprendió fue la desaparición de los dolores constantes de cabeza que solía tener.

También hubo un cambio radical en mis análisis de sangre, pasé de tener el colesterol bastante alto para mi edad (26 por entonces) y otros valores algo alterados a tener todo normal (los triglicéridos por ejemplo super bajos).

Hoy en día me siento ya totalmente recuperada y como controlo mi alimentación bastante bien, de vez en cuando incumplo varios de mis hábitos, como por ejemplo comer lácteos o algo de gluten cuando salgo por ahí. Pero eso sí, siempre procurando que sea lo mínimo posible y llevando en general en mi día a día una dieta saludable.

Espero que os guste, y si alguien tiene algún problema digestivo o quiere adelgazar les pueda haber ayudado en algo, pero eso sí, siempre y ante todo como hice yo, si tiene algún problema digestivo hablando antes con un médico. 

Stella